Por Eugenio Malaponte.

 

Ya leíste en nuestra página que la POLÍTICA S.A. vampiriza al Estado y le quita enormes cantidades de recursos para sostener estructuras políticas, campañas o simplemente por corrupción.

 

Eso implica que el Estado necesita cada vez más dinero, y por lo tanto cobra cada vez más tributos, que pueden tener la forma IMPUESTOS, TASAS o CONTRIBUCIONES. 

La diferencia entre estos es que el “IMPUESTO” no necesita un servicio determinado por parte del Estado, mientras que en la “TASA” sí debe haber una prestación específica para el contribuyente. 

Y la “CONTRIBUCIÓN” te la cobran cuando el gobierno hizo algo que te generó un beneficio (una obra frente a tu casa, una acción para generar turismo que beneficia a los restaurantes, etc.). 

 

En la Argentina son tantos los tributos que a los ciudadanos se les hace casi imposible sostener una empresa o bien directamente sostener una familia. Por eso decimos que es urgente reformar el sistema político, y también el sistema tributario. 

 

Pero vengamos para Rosario. 

 

La mitad de sus recursos los recibe de Nación y provincia; pero la otra mitad de sus ingresos los obtiene por el cobro de TASAS y CONTRIBUCIONES. 

Las TASAS son varias, pero las más importantes son la Tasa General de Inmuebles (TGI), y el Derecho de Registro e Inspección (DREI). Y la CONTRIBUCIÓN más importante está en cabeza de los pobres y sufridos gastronómicos y hoteleros, y es la CONTRIBUCIÓN AL ENTE TURÍSTICO DE ROSARIO (ETUR).

 

¿Hasta ahí venimos bien? Ok.

 

Resulta que, como ya te dije, las tasas están relacionadas con un servicio particular que te da la Muni. Y la Justicia dijo varias veces que no se te puede cobrar una tasa si el servicio no se presta, cosa que resulta por demás de lógica. 

La pregunta es… ¿La Municipalidad cumple con los servicios que cobra? 

 

Veamos el caso de la TGI. Vos la pagas para que te presten los servicios de alumbrado, barrido, riego, recolección de residuos, asfalto y arreglo de calles y veredas, conservación de plazas y paseos, desagües y alcantarillas. 

¿Realmente las calles y veredas de Rosario están en buen estado? ¿Cuándo llueve no se tapan los desagües y las alcantarillas? ¿Las calles estan limpias? Todos sabemos que son servicios que no se están cumpliendo, y sin embargo se pagan.

 

Otro caso gravísimo es el de la CONTRIBUCIÓN AL ETUR, que es un tributo que es les cobra a los gastronómicos y hoteleros para sostener al Ente de Turismo de Rosario con el fin de promover el turismo.

Mientras los hoteles y restaurantes estan cerrados, el tributo se sigue cobrando por parte de la Municipalidad. Pero lo más grave es que hace más de dos años que ese dinero no se destina al ETUR, y se pierde entre los gastos municipales, seguramente para pagar la enorme cantidad de sueldos y demás gastos improductivos.

 

Lo que te dice el gobierno hoy es CALLÁTE Y PAGÁ.

 

¿Es realmente ésta la Municipalidad que merecemos los rosarinos?

 

¿Es para esto que pagamos los impuestos?

 

¿Nadie va a decir nada?

 

Nosotros decimos HASTACA, ¿y vos?